EL BOJ UNA CURIOSA PLANTA…

412_79225_5678811_538835

El boj es un arbusto de hojas perennes que siempre fue utilizado con fines decorativos. Su aspecto compacto que las innumerables ramificaciones que posee le otorgan, se supo aprovechar ya desde hace muchos años. Primero en el antiguo Japón y la China milenaria, donde se incluía en preciosos jardines. Luego, por los romanos que con su ingenio comenzaron a podar el boj con figuras de animales, columnas, pirámides y esferas.

Es costumbre verlos adornando espectaculares jardines barrocos o renacentistas, o a veces emplazados en otros un poco más modernos y urbanos, pero igualmente amplios, y se puede llegar a pensar que son exclusivos de grandes campos. Sin embargo, son bastante accesibles y se pueden tener en casa en una simple maceta.

phoca_thumb_l_buxus_sempervirens_4

 Características y cuidados

Tanto dentro, como fuera de su vivienda, el boj es muy recomendable para obtener, sobre todo por su resistencia y su fácil mantenimiento.Eso sí, se ha de tener un poco de paciencia con su crecimiento que de por sí es lento. Pero la espera al final recompensa. Siguiendo los consejos clave que a continuación se explican, puede comenzar a disfrutar de la elegancia del boj cuanto antes.

La variedad más fácil de plantar es el sempervirens. Bien sea en sus tipos Haller, Hollandia o Elegantissima, poseen dos grandes ventajas: pueden alcanzar muchos años de edad y se dejan podar con facilidad.

plant189_1or

 Exige pocos cuidados, pero es vital que el suelo o la tierra que se utilicen para plantarlos, sean sueltos y ricos en cal. Un síntoma de la falta de este mineral es que las hojas muestran bordes blancos o se vuelven oscuras. Si eso llega a suceder, se puede añadir cal a la tierra y esparcirla alrededor del cepellón. En cuanto al riego, debe ser periódico, pero no excesivo.

No importa si se ubica dentro de casa, en la terraza, el balcón o para dar forma al jardín, el boj es ideal, resistente y muy versátil.

Fuente: http://www.portaldeljardin.com/El-Boj.html